Por La Memoria

julio 5, 2007 at 2:39 am (Para el espíritu)

 

A veces, sólo a veces y durante unos segundos, recuerda quién es. Entonces me agarra de la mano, fuerte, y me pregunta que le está ocurriendo y se disculpa. Como si fuese culpa suya.

En esos momentos es como si una luz recorriera a toda prisa su cerebro y saliera por sus ojos. Pero enseguida se vuelve a apagar, como en la habitación de un niño pequeño por las noches, con el miedo a la oscuridad, y se asusta, se desubica. ¿Dónde estoy? ¿Quién eres tú?Y se lo vuelvo a explicar. Y me vuelve a contar historias, de cuando era pequeña.

Los médicos dicen que el alzheimer es un proceso regresivo. Las personas pasan por varias fases, primero de pequeños olvidos, después no reconocimiento, más tarde disociación y por último, regresión a la infancia.Por eso, cuando se acuerda de sus padres pero no reconoce a sus hijos, todos nos damos cuenta en que estado de la enfermedad se encuentra. Y nos evitamos las miradas.

Recuerda mucho la guerra, lo que me hace preguntarme una y otra vez qué es lo que no soy capaz de imaginar de lo horrible que debió ser, para que ese recuerdo no se vaya de su ya desgastada memoria.

La historia que más cuenta es la del libro marcado, que a mí siempre me fascinó y horrorizó.Estaba ella en el campo, leyendo, cuando uno de “los rojos” llamado “Chaqueta” que se había escondido entre las montañas que rodean mi pueblo, bajó para ver lo que ella le podía dar de comer, y por tener un poco de compañía. Después de charlar un rato, ella le quiso dar el libro (nunca supe el título) para que no se le hiciera tan dura la soledad. Entonces él lo abrió y arrancó la primera página.

¿Qué haces “Chaqueta”?

Habías puesto tu nombre en la primera página. Dijo él. Si me cogen y ven el libro con tu nombre, date por muerta.

Date por muerta.

Ella ya no me cuenta estas historias. Así que he decidido contarlas yo. Por lo menos esta. Por recordarla. Por la memoria. Por no perderla.

Magritte, La Memoria.

2 comentarios

  1. MiLi said,

    Qué duro, no? Me pasa algo parecido en la familia, aunque no se llama Alzheimer sino Parkinson, que para el caso… En fin, eso, que qué duro…😦

  2. sunshineone said,

    Y que lo digas MiLi. Creo que las enfermedades de la mente son las peores de todas. En fin…😦

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: